Hace poco se reunieron los integrantes de la quinta generación de Gaztedi para aportar ideas sobre la actuación del teatro Arriga. Y que mejor lugar que los bares de Santutxu un sábado al mediodía, porque está claro que con un zurito en las manos las ideas salen mucho mejor.